En aplicaciones manuales o automáticas, las máscaras de barnizado facilitan la aplicación del barniz en los circuitos impresos.

Realizadas bajo pedido, garantizan el enmascarado de zonas y componentes que deben ser protegidos.